Biblioteca Virtual Fandom
Advertisement
Biblioteca Virtual Fandom
W pen.png


W pen.png

Domingo de Ramos nacido como Romulo Domingo Ramos Ramos es un poeta peruano. Nació el 9 de enero de 1960 en Ica (Perú). Poeta co-fundador del Movimiento Kloaka (1982-1984). Actualmente reconocido como el mejor poeta de su generación. Es conocido por su influencia en la nueva poesía urbana y como una de las voces mas audaces y trascendentes de la reciente poesía del país.

Poemas suyos han sido recogidos en diversas muestras nacionales e internacionales: Sydamerikas sjael, Rune Stefansson 1998, Dinamarca. Den Bla Port Dinamarca 1997. Las antologías El bosque de los huesos. El tucán de Virginia, México, 2003; La mitad del cuerpo sonríe, Fondo de Cultura Económica México 2005; Caudal de piedras, UNAM México, 2005; Antología poesía peruana Fuego Abierto, LOM Ediciones, Chile 2008; La Letra en que nació la pena, Ediciones El Santo Oficio, Lima 2004; Poesía Perú - Ecuador, Ediciones de la Embajada de Ecuador, 2009; Muestra de Poesía “En tierras del Cóndor”. Taller de Edición Rocca Poesía, Colombia 2014.

Reseña biográfica[]

Nacimiento e infancia[]

Domingo de Ramos nació en Ica en 1960. A los pocos años de edad fue trasladado a Lima, donde su madre (de origen ayacuchano y quechuahablante) y su padrastro ocuparon sucesivamente dos terrenos desérticos de lo que es hoy el distrito de San Juan de Miraflores, hasta construir su hogar en la actual Zona D. Su madre Eulalia Ramos Quispe migró de Ayacucho a Ica a los 16 años para trabajar en las plantaciones de algodón en la costa, escapando de los abusos de su abuelo con quién vivía en Ayacucho. En Ica, conoció a Bernardo Ramos Castro con quién había de tener tres hijos: Eva, Juan y Rómulo. Don Bernardo, natural de la ciudad de Ica, era capataz de una hacienda y tenía además una pequeña chacra en el distrito de Pueblo Nuevo donde vivía con Eulalia. Siendo los niños aún pequeños, Bernardo se fue de la casa. Eulalia se quedó sola con sus tres hijos hasta que un día su padre regresó para llevarselos sin su consentimiento. Eulalia los buscó sin éxito durante un tiempo y finalmente decidió irse a Lima donde ingresó a trabajar como empleada doméstica en la casa de una familia española. Acompañada de su segundo marido, Don Pedro Rivera, regresa a Ica para buscar a sus hijos. Solo logra volver a Lima con el menor, Rómulo Domingo.

Así Domingo llega a Lima a los cinco años a vivir con su madre y padrastro en San Juan de Miraflores. La familia se ubica en Pamplona Baja (Ciudad de Dios) en una zona de casas pre-fabricadas, de una sola pieza, hechas por el Ministerio de Salud donde el padrastro de Domingo trabajaba. Al transcurrir los años consiguieron un terreno en la zona D de San Juan de Miraflores y poco a poco Eulalia y Pedro construyeron su propia casa con agua, luz y desagüe. Domingo pasó la mayor parte de su infancia allí, entre calles polvorientas, vendedores ambulantes, perros sin dueño, y casitas de estera, mientras Lima crecía a sus alrededores y los cerros seguían poblándose.

A los 15 años, todavía estudiante de secundaria en un colegio estatal de la zona y sensibilizado por la situación social y política del país en los años setenta, Domingo empieza a militar en el Partido Comunista Revolucionario (PCR) y a participar en un círculo de estudio. Es en ese contexto que empieza a relacionarse con los libros. Leía tanto poesía social como textos de análisis marxista y de historia del Perú. Empezó a frecuentar la biblioteca municipal de San Juan de Miraflores. Allí conoce la obra de Rubén Darío con la cual empezó su vocación por la poesía. Entonces se dedicó a leer a los clásicos griegos y romanos, los poetas italianos del siglo XIII, la poesía del siglo de oro español y la poesía romántica inglesa.

Comienzos[]

En 1982, ingresa a la Universidad de San Marcos en la especialidad de Sociología, y se aleja del partido, asumiendo posturas más bien anarquistas. Al poco tiempo deja la militancia política y sus energías se canalizan sólo en la búsqueda literaria, indistinguible de su búsqueda personal. El centro de su vida social se desplaza del barrio donde vive hasta el centro de Lima y otros lugares que frecuenta con amigos poetas y artistas.

En San Marcos, Domingo conoce a Róger Santiváñez y fundan con otros compañeros el Movimiento Kloaka. Kloaka (1982-1984) surge en el contexto del inicio de las políticas neoliberales en el país, la transición a la democracia formal luego de dos dictaduras militares, y el aumento de la violencia social y política de los ochenta. Cómo han indicado otros autores (Mazzotti 2002, Zevallos 2002), Kloaka no era sólo un movimiento juvenil contestatario, desencantado con la clase política dominante y la cultura de la pequeña burguesía ilustrada. El grupo representaba también una propuesta estética, crítica, política y experiencial que llamaba a convertir la circunstancia del deterioro generalizado en el país en energía creativa. Estos ‘aristokratas del kaos’, en las palabras de Santiváñez, organizaban eventos de arte total, incluyendo en sus recitales además de la poesía, el rock subterráneo, la plástica y el performance. Con irreverencia y convencidos de la necesidad de desmitificar y descomponer los valores de la cultura dominante del Perú oficial, fundados sobre el racismo, el clasismo y la exclusión, todo quedaba denunciado en estos recitales y en sus manifiestos, desde el gobierno central y los movimientos de izquierda hasta las instituciones literarias del país incluyendo reconocidos poetas de generaciones anteriores.

Biográficamente, se trata, pues, de un producto directo de la masiva migración interna, especialmente hacia la capital, que había comenzado a hacerse visible desde unos años antes en el país. Este primer dislocamiento geográfico (de los Andes maternos a la costa) y lingüístico (del quechua al español callejero aprendido en la dura vida de los barrios marginales) derivó hacia un segundo dislocamiento, el específicamente social, cuando al madurar su vocación poética e intelectual llegó a la militancia política a fines de los años 70 y luego al programa de Sociología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1982. Poco a poco fue dejando su nombre legal de Rómulo Domingo Ramos Ramos para ir adaptando la plantilla cristiana de Domingo de Ramos, en clara alusión sarcástica y a la vez aristocratizante de su propia figura literaria. Las luchas populares y sindicales de fines de los 70 contra la dictadura militar de entonces vieron en Domingo de Ramos a uno de sus más jóvenes e intensos protagonistas. El ingresar, sin embargo, al circuito letrado, le costó un esfuerzo doble. Por un lado, debido a su procedencia social, extraña a la clase media que suele proveer mayoritariamente de miembros a la franja de los intelectuales; por el otro, debido a que su lenguaje no calzaba estrictamente con la imagen del poeta revolucionario y aclamador de las masas, ni con la del poeta principalmente coloquialista que primaba entonces, dentro, claro, de una coloquialidad más bien diurna y por ende poco onírica. En tal sentido, Domingo de Ramos constituyó desde sus inicios una rara avis, que con la fuerza de su imaginería anunciaba una ruptura de la retórica narrativa y conversacional de aquellos años, paralela a la porosidad que implicaba su propia entrada a la institucionalidad literaria.

Parte de esa labor innovadora se debe a las intensas andanzas con otros miembros de su generación, hasta terminar abandonando la sociología y la militancia para dedicarse plenamente y con muchos sacrificios a la poesía. Sus primeros textos en revistas ya anunciaban la existencia de una voz que daba rienda suelta al mundo alucinado de la experiencia callejera en sus versiones más sórdidas, y a la vez de una conciencia del deterioro creciente de la sociedad peruana con el regreso a la democracia formal, la neoliberal globalización y la espiral de violencia política, ambas desde 1980. Su participación como miembro co-fundador del Movimiento Kloaka fue de vital importancia en la conformación de un perfil contestatario y anti-oficial.

El encuentro con Santiváñez, y luego con otros compañeros de ruta, fue fundamental para Domingo en su relación con la literatura. Santiváñez tenía una pequeña biblioteca en su casa en el Rímac, que Domingo empezó a frecuentar y de donde se llevaba libros prestados. Con Kloaka, Domingo empieza a escribir más. La experiencia con el grupo le impulsa a publicar dos conjuntos de poemas, el primero en 1986 en la revista Kloaka Internacional editado por José Alberto Velarde en Paris ya luego de que el grupo se había disuelto, y el segundo en la selección La última cena: Poesía peruana actual redactado en 1987 por José Antonio Mazotti en colaboración con Róger Santiváñez y Rafael-Dávila Franco. También aparece unos poemas en la revista Ojo de Agua y en la página cultural del Diario de Marka. En 1988, publica su primer libro de poesía Arquitectura del Espanto (Asalto al Cielo Editores, Lima). Cómo la mayoría de sus compañeros de Kloaka, Domingo vivía en ese entonces de escribir periodismo cultural, y con las actividades periodísticas su circulo de amistad se amplia. Las huelgas prolongadas en San Marcos a mediados de los ochenta lo impulsan a dejar la Universidad, momento a partir del cual se dedica a tiempo completo a escribir y deambular por la ciudad en interminables excursiones nocturnas – no exentas de cierto nihilismo - desde Jirón Killka hasta Barranco y desde Comas hasta San Juan de Miraflores. Estos paseos nocturnos con ‘la banda’ le proveen el combustible existencial para escribir y nutre luego su poesía en forma de personajes, lugares, prácticas y circunstancias propias de este espacio urbano, a veces violento y apocalíptico, a veces tierno y sutil, y siempre lleno de ansiedades y tensiones emocionales, históricas y sociales.

Entre los suyos, la militancia política y su decisión de dejar la universidad y dedicarse de lleno a la poesía no encontró más que gestos de desaprobación y se agudizan las diferencias en la familia. Poco importaba el interés despertado y el reconocimiento que el poeta había empezado a recibir de algunos sectores en los círculos literarios limeños al divulgarse más ampliamente su poesía. En esta encrucijada familiar, su madre sigue siendo una figura emocional importante tanto en la vida como en la poesía de Domingo de Ramos, evidenciado en poemas como N.N (Arquitectura de Espanto). La herencia cultural andina y migrante, incluyendo la presencia del quechua en el hogar de su infancia, ha marcado su poesía en forma de uso de palabras, imágenes y experiencias propias de los provincianos en la capital.

Auge[]

Asumirse como vocero de la "chola ansiedad" peruana, como dice en su libro Erótika de klase, lo coloca en el meollo del tema nacional de la identidad desde la experiencia urbana. Ya no se trata del garcialorquesco "chola que te quiero chola" de un respetable autor del 50 (parodiando a García Lorca), sino de la choledad migrante que encuentra en sus movimientos pendulares el síntoma de una conciencia desgarrada que lucha por afirmarse en un país que definitivamente ha entrado en crisis en cuanto a la credibilidad de sus instituciones, incluidos los partidos y grupos políticos y literarios de izquierda y de derecha.

Viaja en 1996 a Europa y lee en España, Francia y Finlandia, en la Universidad de Helsinski. En 1998 participó en el Encuentro "Poetas del Mundo" organizado por la Universidad de Lima. En el 2004, es invitado al Cuarto Congreso de Peruanistas realizado en Sevilla, España. En el 2006, asistió al Primer Congreso de Poesía Peruana (1980-2006) en Madrid y fue invitado a leer en Bilbao y Salamanca. En el 2007 participa en el encuentro Chile-Poesía, en Santiago de Chile. Su último viaje fue a fines del 2008, iniciando una gira internacional, en donde asistió al Encuentro Internacional de Escritores en México Monterrey y luego a la ciudad de Boston, leyendo en las universidades de Tufts, Harvard, Nueva York, De Paul University de Chicago, Temple de Filadelfia y finalmente en el Festival Latinale de Berlín-Alemania organizado por el Instituto Cervantes de esa ciudad y de Bremen. En 2012 participó en el I Festival Internacional de Poesía de Lima. Es invitado regularmente a las Ferias de Libro al interior del Perú desde 1986.

En 2011 fue elegido Jurado para el Premio Internacional Bienal de Poesía COPE 2011 auspiciado por Petroperú en representación del Ministerio de Cultura del Perú. En 2014 realizó bajo el auspicio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos a través del Instituto Raúl Porras Barrenechea el I Taller de Poesía; y participó como expositor en el VI Congreso Internacional sobre Transdiscipinariedad, Complejidad y Ecoformación organizado por la Universidad Ricardo Palma y la UNESCO. Actualmente realiza talleres de poesía y viaja por el Perú dando conferencias.

Estilo[]

Es cierto que en los años 80 surgieron también otras voces de calidad, tanto de hombres como de mujeres, pero ninguna como la de Domingo de Ramos llega a poner en evidencia las contradicciones profundas de una sociedad que resuelve su esquizofrenia a través de estrategias creativas de asimilación de los múltiples legados culturales del país.

Mientras la obra de Domingo de Ramos suele ser clasificada como parte de la producción literaria de la generación de los ochenta, la década de los noventa ha sido hasta ahora la más productiva para el poeta. En 1993 publica Pastor de Perros (Asalto al Cielo Ediciones, Lima), en 1995 publica Luna Cerrada (Asalto al Cielo Ediciones), y en 1996 publica Osmosis (Petroperú, Lima) con la que gana el Premio Copé de Plata. A raíz de la publicación de Osmosis, Domingo recibe una invitación a Finlandia por parte de su amigo el politólogo Teivo Teivainen. Con el dinero ganado por el premio Copé viaja a Europa donde durante 4 meses recorre España, Francia, Holanda, Finlandia y Rusia. El viaje fue una apertura en todos los sentidos. Allí se confronta con el mundo mítico de Europa que se había creado a través del cine, de la poesía ,de las novelas y del teatro. Pero el encuentro con el viejo continente también fue una frustración para el poeta que había llegado con la expectativa de quedarse. Ya a mediados de los noventa la xenofobia iba en aumento y era cada vez más difícil para un extranjero entrar y permanecer en los países de la Unión Europea. Desde Paris, Domingo escribe a su madre: ‘Querida viejita linda y extrañadísima, estoy bien pero se me acaba la plata y no hay manera de quedarse pero estoy viendo la forma de quedarme. Tengo muchos proyectos y quisiera tener más tiempo. No hay trabajo para nadie y menos para extranjeros y sin papeles en regla. Es difícil yo estoy haciendo lo imposible para quedarme. Esta es mala época. Pero ya veremos. Te contaré como me va en el futuro” (18/11/96). Fracasado como proyecto migratorio, el viaje termina con el regreso del poeta al Perú donde inicia un proyecto personal de investigación sobre las migraciones humanas. En 1999, publica Las Cenizas de Altamira (Lima) con la ayuda logística de su amiga incondicional Charo Torres. Sobre este trabajo Domingo escribe: “Supongo que este libro es uno de los eslabones que me conducirá a otra obra que ya tiene varios años en mi cabeza, como un nonato azulino, palpitante, aún sin habla, ni ritmo, ni tono, ni nada. Pero con la idea desvainada. Escribir una obra de las migraciones humanas. Ese sería mi libro utópico y bello, y éste es el comienzo sin tener final”.

Podríamos incluso decir que todos sus libros hasta la fecha son eslabones que juntos constituyen una reflexión poética sostenida sobre el lugar de la migración, la itinerancia, y la pertenencia (o falta de la misma) en la sociedad peruana. La mayoría de sus escritos, incluyendo sus más recientes poemas presentados por primera vez aquí en esta importante colección (Antonia no sabe amar, Chacalón, Clímaco y Muñeca Quemada), giran en torno a la subjetividad histórica de estos procesos, incluyendo las circunstancias sociales y los acontecimientos políticos y emocionales que los han producido y que los enmarcan como experiencia. Estas experiencias, provenientes de la migración interna y la vida cotidiana en los barrios urbano-marginales, conviven en su poesía de manera horizontal con las referencias literarias “cultas” y de cultura popular masiva, haciendo de la obra de Domingo de Ramos una propuesta estética única desde la choledad cosmopolita.

Obras[]

  • Poemas, Asaltoalcielo internacional, París, Francia, 1986
  • Arquitectura del espanto, Asaltoalcielo editores, Lima 1988
  • Pastor de perros, Asaltoalcielo & Colmillo Blanco editores, Lima 1993
  • Luna cerrada, Asaltoalcielo editores, USA 1995
  • Ósmosis, Copé ediciones Lima, Lima 1996 (Premio COPE de Poesía Petroperú)
  • Las cenizas de Altamira, Edición del autor, Lima 1999
  • Erótika de Klase, Editorial El Virrey, Lima 2004 (Premio de Poesía Erótica "Carlos Oquendo de Amat")
  • Pastor de perros, Estruendomudo editores, Lima 2006 (Antología)
  • Dorada Apocalipsis, Tranvía editores e Intermezzo Tropical, Lima 2008
  • Demolido Fuego, Cascahuesos editores, Arequipa 2010
  • Cartas desde la azotea, Editorial Mesa Redonda, Lima 2011
  • Este Viaje (Plaqueta - Grabado en conjunto con el pintor francés Sylvain Mâlet) Madrid / Lima 2011
  • Lima Pop (Edición Bilingüe italiano- español), Italia 2012
  • Banda Nocturna, Intermezzo Tropical, Lima 2012 (Antología)
  • Pequeña Reunión, Editorial Dorada Apokalypsis, Callao 2014 (Antología). En 2014 la editorial del Fondo Editorial del Congreso de la República ha publicado sus obras reunidas IN-SUFRIDO FUEGO (1988-2011). Asimismo, es autor de los Cd´s multimedia Pastor de perros Vol.1 y Erótika de Klase Vol.2.

Enlaces externos[]


Biografias.jpg

Lista de Biografías de Escritores



•Cualquier aportación será bien recibida y contribuye a mejorar nuestra Biblioteca Virtual Fandom.
Por favor, expande este artículo completando la información que falte. Puedes ayudarte con las wikis en otras lenguas.

CREAR NUEVO ARTÍCULO


  • Si eres nuevo en los wikis, visita este tutorial.
  • ¡Contamos contigo para complementar nuestro contenido con nuevos artículos!
  • Si necesitas ayuda puedes preguntar al Administrador.