Biblioteca Virtual Fandom

Ya somos la novena Comunidad en español más grande de FANDOM, te invitamos a que colabores en nuestra comunidad y contribuyas a que sea más grande. ¡Gracias a todos los que nos leéis y lo habéis hecho posible!

LEE MÁS

Biblioteca Virtual Fandom
Advertisement
Pen

Bandidos y hackers es una novela escrita por el escritor colombiano Albeiro Patiño Builes.

Argumento[]

Bandidos y hackers es una novela inspirada en el hacker más famoso de la historia informática, Kevin Mitnick, y también en Stanley Mark Rifkin quien, a los treinta y dos años de edad, llevó a cabo una extraordinaria defraudación: el 25 de octubre de 1978, haciendo uso de técnicas de Ingeniería Social, consiguió la información necesaria y transfirió ilegalmente 10,2 millones de dólares desde cuentas del Security Pacific National Bank a cuentas personales. Pero Bandidos y hackers no solo rescata los pasajes más memorables de la vida tecnológica de estos dos hombres; también es el pretexto para hacer un recorrido por momentos de la vida de los más famosos piratas informáticos, desde Estados Unidos hasta Japón, pasando por España y Rusia. Y al mismo tiempo, cuenta, grosso modo, la evolución de la tecnología, sus logros pero también sus momentos difíciles y resultados cuestionables. En estas páginas vemos cómo el avance de la informática no solo se ha dado gracias a la dedicación y concentración de los buenos (los hackers de sombrero blanco), sino también por el empuje irrefrenable de los malos (los hackers de sombrero negro). Simon Temp, el protagonista, también usando técnicas de ingeniería social, consigue igualmente hacer una transferencia ilegal de dinero a una cuenta a su nombre. Todo lo sabía, pero nada lo había planeado. Parte del dinero lo invierte en la compra de diamantes, tesoro que luego de tener en sus manos se convierte en la materia indeseable con la cual no sabe qué hacer. Por su parte, Ben Rawler, un experimentado investigador del FBI, con el apoyo de Ayato Sakura, un oriental, genio de los computadores, al que Simon Temp ha herido en su amor propio, le siguen la pista. La cacería dejará como resultado más de lo que el policía y su amigo samurái esperaban.

«Bandidos y hackers es una novela original por su temática y su escritura literarias. Se trata, en resumen, de una modalidad civilizada y posmoderna del thriller fundada en el universo de las computadoras y la informática. La novela responde a un nuevo lenguaje. Y éste no es más que el reflejo acerado, frío y sin alma del mundo moderno de los hombres que viven condenados al vértigo tecnificado de la cibernética. El papel del lenguaje en Bandidos y hackers es esencial. Y es que el mundo del crimen, en esta insólita novela, encarna en una comunicación encriptada que se transforma, poco a poco, en un enigma digno de ser interpretado. Bandidos y hackers es, por otro lado, la historia de un hacker —Simon Temp—, pero también es un recuento de los hackers más célebres de la historia y, además, un relato minuciosamente documentado de la informática. En esta novela, por otra parte, desfila una gélida soledad humana. Una herida ontológica, y por ello mismo irreversible y sin cura, atraviesa la vida de estos hombres para quienes sólo importan una computadora portátil, un celular y la posibilidad de hacer el mal a quienes indefectiblemente realizan un mal mil veces peor: las ubicuas redes bancarias, las gigantescas y feroces multinacionales, los totalitarios aparatos de la inteligencia estatal.».
— Del acta del jurado del Concurso Nacional de Novela.

La novela negra, en esta trama, pugna por resaltar la marginalidad de ciertos jóvenes que, a causa de la indiferencia de sus padres, olvidados por sus familias y en buena forma ignorados por la sociedad, deciden hacerse notar. Y para lograrlo recurren a ese universo de ficción virtual, el ciberespacio, que tan bien conocen porque nacieron en su época, para hacer estragos que tocan a buenos y a malos, a culpables y a inocentes. Simón Temp es un muchacho que clama por la mirada de sus progenitores, que grita por una palabra de afecto, y que, al no hallar más que soledad y silencio, se esconde en medio de computadores y cables. Allí lo acompañan sus mejores amigos, otras víctimas de la misma indiferencia social. Juntos emprenden viajes, juntos juegan a los hackers, juntos delinquen en la Red, juntos son señalados, capturados, condenados, y, juntos, van hasta un final en el que no hay otra cosa que cárcel y dolor, además de peligros que aparecen a la vuelta de cada esquina, y que ellos, sin otra opción, deben enfrentar. La sociedad en la que vive –o padece– Simon Temp está plagada de crimen, de desequilibrio social, de despotismo, de hipocresía, de drogas y armas, de tráfico de toda índole, de venganza. Pero ante todo, desfila por la novela el afán de protagonismo, de lucha de cada individuo por superarse a sí mismo, por retarse y, al hacerlo, mostrar que no solo se es mejor cada día, sino que se puede ser mejor que todos los demás. Esos demás que tampoco quieren quedarse atrás, y que avanzan en la competencia que tácitamente se ha conjurado y en la que día a día suben cientos y bajan millones.

Todos los personajes en Bandidos y hackers son seres solitarios, abocados a un mundo en el que las personas parecen haberse vuelto máquinas. Los sentimientos han pasado a un segundo plano, y el conocimiento, ese que se dice es el verdadero valor de nuestra era, es el rey. En la novela los bandidos cobran valor porque existen los investigadores y policías, a quienes retan con cada uno de sus actos; y los policías, seres no menos ermitaños, son por los vándalos que persiguen, y sin los cuales su vidas pierden sentido, porque a familia, a esposa e hijos, a amigos, a todos, han dejado a un lado, porque jugar a los gatos tras los ratones consume todo el tiempo. Solo la tecnología tiene valor. Y prueba de ello es que los juegos retadores a los que dedican su tiempo son actos de barbarie tecnológica; cada entrada a un sistema informático y sabotearlo ocasiona la caída de un avión, una contaminación radioactiva, un apagón eléctrico en una gran ciudad con todas sus consecuencias. ¿A quién le importa? A los crackers, no; su juego es más valioso; y a los policías y detectives, quizás, tampoco, porque ellos juegan su propio juego, el juego de cazar.

En Bandidos y hackers lo relevante no es el ejercicio detectivesco, ni siquiera Simon Temp, el hacker, o Ben Rowler, el investigador del FBI, o Ayato Sakura, el Samurái agredido. Lo verdaderamente relevante es el estado de deterioro social que se quiere denunciar, la pérdida de valor que vienen sufriendo las instituciones sociales y familiares, la falta de fidelidad entre las personas, el valor que se le da al dinero, sin mencionar su poder destructor en la estructura social. Llama la atención en la novela que los personajes carecen de un espacio social en el que no medie su labor profesional o delictiva, siempre y en todo caso inmersa en la tecnología. Es como si todo ser vivo de pronto se hubiera convertido en espectro, en fantasma, y solo quedara relacionarse con las máquinas, con los cables, con los bits y los bytes, para encontrar algo que le dé sentido a la vida.

Todos los acontecimientos que Albeiro Patiño Builes narra son informaciones frecuentes en prensa y televisión]], sin embargo la trama trasciende la noticia del momento: deja expuestos a los verdaderos antihéroes del presente, aquellos que no simbolizan los ideales de una comunidad, ni son ejemplos a exaltar; seres anónimos que se esconden tras sus lentes y con el teclado de un computador están prestos a desencadenar una próxima catástrofe.


Libros
Lista de libros de novelas de la Biblioteca Virtual Fandom
(Añadir esta página a tu lista de seguimiento)
• Cualquier aportación será bien recibida y contribuirá al desarrollo y mejora de Biblioteca Virtual Fandom.
Por favor, expande este artículo completando la información que falte. Puedes ayudarte con las wikis en otras lenguas.

Crear libros o novelas

Introduce el título del libro a crear, respetando la política.

Advertisement